viernes, 5 de julio de 2013

Las fiestas de cumpleaños son eso, fiestas!!

Harta estoy de esas madres tiquismikis toca pelotas que lo único que saben hacer es quejarse, despotricar y criticar cuanta fiesta de cumpleaños van o ven aunque sea virtualmente donde no existe el pan no sé que libre de no sé cuanto, donde hay chuches que según su baremo exceden los límites de azúcar, colorante y cantidad respetuosa para el medio ambiente, harta de tanta tontería estoy.

Desde que tengo memoria recuerdo que mi padre, hombre criado a la antigua usanza, se desvivía por hacernos pasar a cada uno de sus cuatro hijos el mejor día de su vida UNA VEZ AL AÑO, el día de nuestro cumpleaños.
Él cortaba cartulinas, traía de su oficina papeles brillantes y metalizados que utilizaban para envolver noséqué  allí pero él los reciclaba y obtenía preciosos globos aerostáticos para decorar la pared , cajitas, o marcos de cuadros reconvertidos y re decorados gracias al papel pinocho o crepé.

Los pasteles hechos por mi padre eran casas de galletas, excesos de galletas, palitos de chocolate, volcanes de nubes de azúcar bañados en chocolate y.... era mágico, oh, sí, muy mágico.... para mí que cumplía años y para mis amigas y amigos que asistían a la fiesta.
La mesa era un festival de ganchitos, patatas, caramelos, galletas dulces, sugus y cosas estupendas, ah!!! Y había coca cola!, además de zumos y agua.






Era mi padre un ser inconsciente e irresponsable por no protegernos a nosotros sus propios hijos y a los invitados de los posibles problemas derivados de la mala alimentación como el colesterol, la obesidad infantil o diabetes?. Fomentaba con esta decoración y menú una mala higiene alimenticia?.

Desde aquí os quiero comentar a las madres y padres detractores de las fiestas de cumpleaños donde se incorporan al menú FESTIVO  chuches (golosinas, caramelos), helados, snacks (patatas fritas, ganchitos) refrestos (Oh, dios mío, he dicho refrescos???. Tendré que lavarme la boca con jabón?) y más cosas que las únicas personas responsables de la buena o mala alimentación de vuestros/nuestros hijos sois vosotros, es decir somos los pa-dres. No es la irresponsable de la madre de Pepita que puso brochetas de nubes de colores en lugar de brocheta de fruta. No es el artículo de EROSKI donde fomenta una ''fiesta de cumpleaños nada sana'' , No es el artículo de Kireei que muestra un ejemplo de cultura alimenticia desproporcionada, repleta de comida basura y chatarra la que hace que tu hija o tu hijo sea diabético, tenga exceso de peso o el colesterol malo esté por la nubes.
vía Kireei


Es tu responsabilidad y mía como madre inculcar buenos y sanos hábitos alimenticios a nuestros hijos durante el resto del año, día tras día, año tras año.

Es tu ejemplo, es tu conducta lo que ellos aprenderán no las posibles 20 o 30 fiestas de cumpleaños al año a las que puedan asistir lo que lo van a convertir en un obeso, diabético o enfermo de colesterol.

Yo les preparo las brochetas de fruta de estación los restantes 300 y pico días del año, yo les doy yogur o queso o zumos naturales para merendar en lugar de un bollicao. Yo les mando al cole con tomates cherry y quesitos en lugar de bocatas de chorizo o sobrasada. Yo les hago pizzas caseras creadas desde la masa pasando por todos los ingredientes los sábados por la noche con un buen bol de patatas fritas de bolsa y un buen vaso de Coca Cola, Fanta o lo que caiga porque es una vez a la semana y no se les va a caer el pelo ni van a morirse de un ataque o algo parecido.

Las fiestas son eso! f i e s t a s , días diferentes, especiales, son para hacer lo que no hacemos en casa, son para comer lo que no se come en casa o el resto del año, son para jugar lo que no se consigue en casa. El problema no está en el menú de la fiesta, el problema está en que hagas de su vida un constante carnaval, no crees? El truco está en los límites, no en la prohibición ;)

Recuerdo una vez, era el cumple número cuatro de Agus, mi hijo mayor. Un amigo suyo tenía una madre médica, endocrinóloga....pobrecito mío. Se pasó toda la fiesta diciendo (tenía 4 años!!!) '' noo, eso tiene mucho colesterol, nooo, eso tiene mucha grasa, demasiado azúcar me pone nervioso'' y cosas así. Yo no he sufrido nunca tanto en un cumple como esa vez oyendo al pequeño. No se divirtió ni un sólo minuto!. De verdad hay que hacerle pasar ésto a un niño de 4 años? No sería más fácil tomar las riendas y sutilmente incorporar la buena alimentación día tras día y dejar que por un día o una tarde se desmelene un poco?.

Supongo que mi gusto por los eventos, las fiestas, los cumples decorados y toda clase de excusa que sirva para desarrollar mi pasión por estas cosas viene cultivado desde aquella época, gracias a mi padre y posteriormente a mis dos hermanas mayores que errre que erre pasaban tardes enteras cortando, grapando y pegando para lograr una decoración especial.

Recuerda una cosita: si eres menos quejosa/o se vive mejor ;), hazme caso,

Bueno, estaría más tiempo desahogándome pero todo tiene un límite, ayer Agus me dijo que estoy ''demasiado borde'' y eso ha herido mis sentimientos ;-P  y además tengo que ir a preparar una gran fuente de fruta troceada. ;-P

Hasta pronto!
Suscripción por email (te llegará un nuevo post a tu correo cada vez que se actualiza el blog)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+
Blogging tips