martes, 18 de septiembre de 2012

ES CUESTIÓN DE CREER

Podría haberme dedicado -laboralmente hablando- a muchas cosas y no hablo desde el inconsciente e iluso mundo infantil en el que todo nos parecía posible y que, además, pretendíamos hacer realidad. Nunca quise ser bombera, ni policía, ni veterinaria, supongo que a tan temprana edad ya manifestaba mis dotes de rebeldía; pero sí es verdad que algún día quise ser trabajadora social o gestionar un sitio donde los niños pudiesen jugar y aprender en libertad y sin condicionamientos ni prejuicios sociales y...hasta quise ser un payaso!. Vaya!..., por suerte me duró poco la idea.
Pues, al final, no hice nada de eso.

No pretendí ser madre y soy mamá de tres, no pretendí ser ama de casa y estoy llevando una adelante y nunca pensé que me fueran a aguantar (y yo también, para qué engañarnos) una persona a mi lado y ya cumplimos 15 años juntos pasando tormentas y tsunamis.

Podría estar trabajando en un supermercado, una panadería o una ferretería, por mencionar algo; organizando el género, atendiendo a la gente, que eso se me da muy bien, y cobrando mi sueldito a final de mes sin mayores complicaciones.
Pero no lo hago.

Podría trabajar en una tienda de moda, colgar y descolgar prendas durante eternas 8 horas (o menos), atender a señoras, señoritas y señoronas, o niños si tuviese algo más de suerte ;) . Cobraría mi sueldo a final de mes, tendría mi seguridad social cubierta, mis responsabilidades se reducirían considerablemente y me evitaría varios dolores de cabeza.
Pero no lo hago.

Podría trabajar como auxiliar administrativa, despúes de algunos cursos y un grado medio en administración algo podría hacer, estaría en alguna oficina, tendría aire acondicionado en verano, calefacción en invierno, mi ratito de café y una plantita en mi escritorio; una silla medianamente confortable, responsabilidad media, mi sueldo y todo lo demás.
Pero no lo hago.

Podría trabajar en algún laboratorio, con mi titulación de Técnica en Ciencias Químicas super bonita y jamás utilizada o como Interiorista, que también he hecho Diseño, jopé, cuántas cosas he hecho! Además de un buen sueldo estaría rodeada de cosas bonitas, de muebles bonitos.....
Pero tampoco lo he hecho.


Podría haber seguido perdiendo el tiempo, pero eso no lo he querido hacer,


PORQUE HE DECIDIDO SER EMPRENDEDORA, tener mi propia marca, diseñarla, desarrollarla y con todo lo que eso conlleva:
1.Me muero de sueño la mayor parte del día porque trabajo unas 10-14 horas al día de lunes a lunes (y trabajo durmiendo también).
2.Me muero de susto, he pasado una crisis de ansiedad aguda (sinceramente creí que me moría) y, a veces, con bastante frecuencia temo que me vuelva a pasar.
3.Me muero de incertidumbre, nunca sé cuánto dinero voy a ganar por mes porque ningún mes es igual a otro, todo es una gran incógnita. Dinero que no es ganancia para mí si no para reinvertir en Mamá Tomate.
4.Me muero de soledad, ya no tengo vida social ya que al estar hablando siempre de una sola cosa, no tener un duro en la cartera y estar currando todo el día ya pasan de mí. Mis nuevos amigos ahora son Paquito (entre ceros y unos mantiene todo en 'orden'), Sarita (que cose pero no canta) y Nikki (hace unas fotos excelentes) yo les hablo pero ya ni espero a que me respondan ni me comprendan. (por si no se ha entendido: Paquito es mi ordenador, Sarita, mi máquina de coser Singer, de ahí que es ''cantante'' ;) y Nikki mi máquina de fotos ''Nikon'') Ala!

Y por qué?, se estarán preguntando..., qué necesidad de pasarlas canutas?!. Es una promesa?. Un rito absurdo?, Seré masoquista acaso??. Por qué no quedarme haciendo una actividad que me de -presuntamente- una seguridad económica y me deje dormir tranquila y más en los tiempos que corren por tan -aparentemente- poco o nada a cambio?

Porque ese TAN POCO es MÁS IMPORTANTE, MÁS INTENSO y MÁS MOVILIZADOR que cualquiera de las otras cosas. Por que ésto me mantiene viva. No, no soy una ''adicta a la adrenalina compulsiva'', ésto no es un deporte extremo y no me gusta sentir vértigo, es más, me desvela, me abruma, me estresa y me cansa. Me da miedo. Pero me mantiene viva, porque amigos, la vida son dos días y la quiero ''vivir'' aunque no me sienta ''segura''. Porque confío en lo que hago, sé que tarde o temprano comenzará a dar sus frutos, es cuestión de tener paciencia y no bajar la guardia nunca. Es cuestión de Creer.

Mamá Tomate ha 'renacido' hace 6 meses, como el ave fénix, que muere y renace entre las cenizas. Sí!!, hace sólo 6 meses!!. Prefiero no recordar y saltarme la parte en que Mamá Tomate se quedó en coma y centrarme en la parte de 'se despertó y todo siguió sobre ruedas'. Aunque dicho así suena demasiado a factoría Disney, a que sí?. Ya me gustaría a mí que fuese todo sobre ruedas, pero como expliqué anteriormente no ha sido precisamente fácil.
El caso es que uno se impone cosas, algunas se logran y otras ni por asomo y otras vienen diciendo: 'sorpresa'!; pero algo he aprendido, si se tiene fe en algo, por mucho que tardes lo consigues, y es con ese mensaje que me gustaría acabar el post de hoy.

Intentaré volver en la semana con más cosas!
Y gracias por estar ahí ;)

Dibujos por NatiFalco para Mamá Tomate
info@mamatomate.com

N.


Mamá Tomate Facebook
Mamá Tomate Twitter
Mamá Tomate Tienda



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+
Blogging tips