miércoles, 23 de octubre de 2013

Plastilina hecha en casa. La antiquísima masa de sal en versión Moderna y Mejorada. DIY Play Dogh

Hola!, cuánto tiempo sin pasarme por aquí, cachis..... No me da la vida para hacer todo lo que me he propuesto, así que hago lo que mis manos me dejan hacer. Ya quisiera ser una Superwoman de verdad, de las de las pelis, ahhhhh, sería guay, no?.

Me dejo de chorradas y os cuento lo que traigo hoy.
La clásica y antiquísima masa de sal que usamos en las guarderías viene en versión mejorada para darle a los peques un buen rato de creatividad y diversión garantizada :D

La probé ayer, la llevé a las clases extraescolares de los martes y lo mejor de todo: ha sido probada y a c e p t a d a   por el público menudo. Así que sí, os puedo decir que es un EXITAZO!

-Barata
-Colorida
-Fácil y rápida de hacer (media hora)

Allá vamos!

Colocamos el agua con la sal y el limón o el vinagre a calentar. Fuego medio y que caliente, lo importante de esto es que se disuelva la sal para que finalmente no tenga textura de piedra pómez sino de suave masa.

La harina, normal, sencillita y sin secretos. La sal, la de cocina normal. Es cierto que hay sales más finas pero como la disolveremos en agua pues no hace falta comprar ninguna en especial.
Porqué limón o vinagre?. Por una reacción química, para evitar cierta aparición de hongos y para mejorar el resultado.
Agregamos el aceite, y poco a poco la harina con el bicarbonato. Se remueve constantemente con cuchara de madera o en mi caso lo iba haciendo con la batidora de mano con las paletas de plástico, las de mezclar masas.
Se debe cocinar la harina para evitar aparariciones de hongos. Dependiendo del grosor de la olla, la intensidad del calor no puedo asegurar un tiempo, pero estará lista cuando se desprenda de los bordes.
La retiramos y dejamos enfriar un poco (Ojo!, quema mucho!)


Como puedes ver la masa no se queda pegada en las manos, la consistencia es perfecta! Ya está lista para colorear.

Utilizando bolsitas pequeñas, en mi caso las de congelación van muy bien, separas cantidades que creas conveniente para luego colorear.
Porqué uso bolsas?. sencillamente porque estoy harta, qué digo harta, HARTÍSIMA de ir por la vida con las manos teñidas y pintadas de todos los colores, que es un espanto como tiñe el colorante!



 Coloreando con turquesa


 Coloreando con amarillo
Coloreando con verde

Ves la textura?, qué lástima que no la puedas tocar. Bueno, es casi como de plastilina de primera marca ;).
IMPORTANTE!!!, las bolsas cerradas y en nevera. ;)
LISTO!!, esto es todo. Hay recetas similares donde incluyen ''cremor tártaro''. Es difícil de conseguir, yo lo tengo en casa pero es fácilmente reemplazable por el vinagre.
El secreto QUE ESTA VEZ NO HE UTILIZADO ya que lo he contado tal cual lo he hecho pero que sí es cierto que sería muy conveniente agregarle es unas gotas de formol. El formol es un tipo de alcohol y sirve para que perdure la masa no pudriéndose jamás de los jamases. Si tienes una farmacia DE CONFIANZA te lo pueden vender, si no te mirarán un poco raro...jeje.

Hasta otra!



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Google+
Blogging tips